SI TIENES UN LIBRO DE TEMÁTICA FANTÁSTICA, DE CIENCIA FICCIÓN O DE TERROR, Y QUIERES UNA OPINIÓN O/Y RESEÑA, SOLO TIENES QUE PONERTE EN CONTACTO CON EL CORREO pacoj.segovia@gmail.com

jueves, 1 de junio de 2017

Los veintitrés de Paco, artículo de Julián Valle Rivas en el diario Sur de Córdoba

En el diario Sur de Córdoba, el gran articulista Julián Valle Rivas ha escrito un artículo donde habla de mi persona. 

Se puede leer, y disfrutar (junto a otros magníficos artículos de Julián), en el siguiente enlace:

Julián Valle, ya se lo he dicho en alguna ocasión, es un dignísimo heredero de la prosa de Jovellanos, un grandísimo escritor y mejor periodista. Su uso del español es acertadísimo, casi musical por momentos, de tan cuidado que está. Sus artículos también son dignos de ser leídos sin perderse uno, aunque algunas veces uno esté en desacuerdo con ellos, como, por otra parte, es lo lógico en un mundo que no quiera ser políticamente correcto. 

A Julián tuve ocasión de conocerlo en un encuentro en Priego, si mal no recuerdo, en conmemoración del aniversario de la asociación Naufragio, dignamente dirigida entonces por Manuel Guerrero, y ahora por Sensi Budia. Una sola vez hemos hablado -aunque nos hemos "carteado" vía internet muchas más - pero ha sido suficiente para captar en él su saber estar y su proverbial manejo de la palabra. 

Su artículo sobre mí -cuyo contenido prefiero no desvelar y dejar al lector que lo descubra y se divierta con él- me ha sonrojado un par de veces. Sigo siendo persona tímida, aunque lo oculte con una capa de buen humor y socarronería. Sus explicaciones sobre el premio Saigón, los entresijos del mismo y la forma en que llegó a mi obra literaria, sé que salen de su corazón, y han llegado al mío. No sabría cómo agradecerle su artículo, su dedicatoria cariñosa, su forma de decirme "tío, es que teníamos otra forma de pararte, literariamente hablando", y sus referencias a varias de mis producciones. Es mucho lo que podría decirle, pero las palabras -mis palabras, en este caso- no son suficientes. Seguramente él podría describirlo mejor que yo, como grandísimo prosista que es.

Ah, y que quede que, aunque entiendo las razones de la famosa "cláusula" de las bases del premio Saigón, no renuncio a que algún día puedan descubrir mi nombre detrás de una plica escrita con letra cursiva y mano nerviosa.

Gracias, Julián. Gracias, amigo.
Francisco J. Segovia, Paco para los amigos.

No hay comentarios: