YA A PUNTO DE IR A IMPRENTA MI PRÓXIMA NOVELA

lunes, 25 de septiembre de 2017

Reseña en el periódico digital Irreverentes.org

Una nueva reseña mía en el periódico digital Irreverentes.org:

https://periodicoirreverentes.org/2017/09/25/jormungand-la-odisea-espanola/

jueves, 21 de septiembre de 2017

Libro digital Calabacines en el ático: Freak Show, VV.AA., Ediciones Saco de Huesos, Plataforma Lektu

El libro Calabacines en el ático, Freak Show, de Ediciones Saco de Huesos, ya está disponible en formato digital en la plataforma LEKTU, gratis. En él colaboran varios autores, entre los que me encuentro.

Relatos y autores participantes:
Heroína olvidada, por Jesús Ayuso
Jimmy Colgajos, por Armando Valdemar
Euphonia, por Francesc Barrio
Aracnodactilia, por Viviana M. Hernández Alfoso
Hambre, por Edward T. Riker
La caracola, por Ángela Sahagún Bonet
El Asombroso Gambini, por Diego Capalvo Sousa
El extraño, por Alejandro Guardiola
El Rey de los Pantanos, por Ana Morán Infiesta
El golpe de gracia, por Jack Winchester
Circo viral, por Raúl S. Vindel
De tal palo, por José Alberto Arias Pereira
El cubo, por Julia Ojidos
Eso es… por Francisco José Segovia Ramos
Puf, puf… por M. Carmen Guzmán Ortega
Timmy, por Miguel Chamizo
Rufus, por Marco Segrelles
El último ejemplar, por Soren L. M. Wright
Noche de circo, por Allan Wilde
Érase un hombre a una trompa pegado, por Salomé Guadalupe Ingelmo
¿Qué te pasa?, por Enrique Ferrer Pérez
El teatro de lo insólito, por Aníbal Rosario Planas
Tarde de circo, por Vidal Fernández Solano
Circo, por Álvaro Germán Morales Collazo
Un sincero asesino, por Cristina Arias
Mil caras, por Rodríguez Vázquez
Alas de mariposa, por Josué Ramos
El más horrible monstruo jamás contemplado, por Leonardo Ropero

Para más información y poder descargárselo gratuito, en:
https://lektu.com/l/saco-de-huesos/calabacines-en-el-atico-freak-show/7822

martes, 19 de septiembre de 2017

Relato en el periódico digital Irreverentes.org

Nuevo relato inédito mío en el periódico digital Irreverentes.org:

https://periodicoirreverentes.org/2017/09/18/al-final-del-pasillo/

domingo, 17 de septiembre de 2017

Reseña: Calabazas en el Trastero, Dark Space Opera, VV.AA., Saco de Huesos Ediciones, 2016



LA SPACE OPERA HISPANA

            La Space Opera tiene sus antecedentes más importantes en la literatura anglosajona del primer tercio del siglo XX. Sus influencias en la literatura de ciencia ficción posterior han sido importantísimas. El número de Calabazas en el Trastero, de Saco de Huesos Ediciones, reúne a autores y autoras hispanos que escriben historias centradas en este género.

            Erica Gómez Gris escribe un conciso prólogo donde nos habla de la Space Opera y sus diferentes vertientes. En Amanecer Galáctico, Víctor Villanueva Garrido trata el reconocido tema de la odisea de la especie humana en busca de otros mundos, con claras reminiscencias de películas como Galáctica. En La ofrenda, José Luis Alonso nos narra un viaje comercial a un enclave apartado de las rutas comerciales, donde la tripulación de la nave se encontrará con un peligro imprevisto.

            Salomé Guadalupe Ingelmo, recrea en La octava pasajera, una magnífica y bien construida historia que nos trae reminiscencias de obras de Heinlein, o de películas como Vampiros del Espacio. Zona de silencio, de Ramón Antonio Suárez Moreno es la historia de un encuentro entre especies diferentes, en la que el ser humano es la víctima propiciatoria ante una amenaza inusitada. En Alcatraz 2057, Miguel Chamizo juega al despiste con el lector en una historia amena y palpitante, con un final cuanto menos sorprendente y ominoso.

            Ana Nieto Morillo, en Un siglo de polvo, trata la religión y un exorcismo muy particular en un futuro muy lejano, con historias que se entretejen a través de los siglos. En Letal dinámica de comportamiento, su autor, Javier Fernández Bilbao, nos traslada a un planeta con unas faunas y floras bastante agresivas, y a una base humana en la que se generará un desastre del que solo se puede sobrevivir con un brutal instinto de supervivencia. Legado, de Juan Miguel G. S. Sánchez, es otra historia de encuentros entre civilizaciones diferentes, en donde las máquinas tienen mucho que decir, con claros referentes en la saga cinematográfica Terminator, o la menos conocida Saturno-3.

            El último vuelo de la Ícaro, de Juan Ángel Laguna Edroso, se aleja del tópico del género y nos sumerge en la realidad del día a día, con un niño soñador y un padre demolido por la derrota que lucharán juntos contra la realidad. En El trabajo de Elsa Ward, Jesús Ayuso Fernández nos presenta a una tripulación que será objeto de un brutal ataque en el que irán muriendo, para encontrarnos con un sorprendente responsable.

            Otro contacto entre civilizaciones se nos presenta en Nunca regresaré a Tebas, de María Tordera, donde la empatía entre especies muy diferentes cambiará a los protagonistas de esta bella historia. Planeta Arquetipo, de Pablo Loperena, nos narra otro viaje espacial en el que la tripulación investiga especies de otro planeta, sin ser conscientes de las consecuencias de tal contacto, salvo uno de ellos, con características muy diferentes al resto. Relato corto pero contundente, Una idea ridícula de José Manuel Fernández Aguilera, nos lleva a una nave perdida en el espacio tras un combate  final.

            Historias fascinantes, sin duda, que nos sumergen en la esencia de la Ópera Espacial, o Space Opera, con ese sabor dulce de la mejor literatura de las primeras décadas del siglo pasado.

Calabazas en el trastero, Dark Spacial Opera, ha sido publicada por la Editorial Saco de Huesos en el año 2016

Más información en:

Francisco José Segovia Ramos
Septiembre de 2017

jueves, 14 de septiembre de 2017

Relato/History: Bajo la Esfinge/Under the Sphinx



BAJO LA ESFINGE

            El equipo de arqueólogos trabajó largo y duro durante varios meses, hasta dejar al descubierto una puerta de bronce situada bajo la esfinge de Guiza.
            Habían tenido conocimiento de su existencia gracias a los estudios del egiptólogo Marcos Soria, que señalaba, además, que dicha puerta daba paso a lo que los antiguos llamaban el inframundo.
            Descerraron las cadenas que protegían la puerta, y penetraron a continuación en sus entrañas. Atravesaron un largo pasillo, que discurría justo bajo la esfinge, y después descendieron unos retorcidos escalones. Las cámaras de vídeo iban grabando todo lo que los focos electrógenos iluminaban.
            Descendieron, más y más, hasta que el aire comenzó a enrarecerse y los pasillos se convirtieron en amplios corredores de paredes esculpidas con horrorosas figuras. Sin embargo, lejos de arredrarse, el equipo siguió avanzando.
            Cuando descubrieron una gran nave circular, repleta de estatuas de imposibles formas,  supieron que habían llegado al inframundo que buscaban.
            No era una leyenda, ni meras fantasías de mentes alucinadas. Y la puerta de bronce, finalmente, no era una entrada, sino una salida… que los antiguos habían sellado con cadenas mágicas para evitar que un dios primigenio, de nombre impronunciable, volviese a reinar sobre la Tierra.
            Pero eso solo lo adivinaron mientras abría sus vientres y extraía sus entrañas un monstruo, mitad hombre, mitad reptil, que esgrimía su curvilíneo cuchillo al tiempo que oraba en un idioma desconocido, casi inhumano, a ese dios vengativo que comenzaba a vislumbrarse entre las ominosas sombras del santuario.


                                         UNDER THE SPHINX

The archaeologists worked long and hard for several months until to expose a bronze door beneath the Sphinx of Giza.
            They had been aware of its existence through studies of Egyptologist Mark Soria, who also noted that the ancients called that door the entrance of the underworld.
            They unlooked the chains which was over the door, and then they went in its womb. They went through a long hallway which was just under the Sphinx, and then they went down a twisted steps. Video cameras were recording everything that generating spotlights illuminated.
            They descended, more and more, until the air became rare and hallways became wide hallways of walls carved with horrific figures. However, far to get frightened, the group moved on.
            When they discovered a large circular craft, full of statues of impossible shapes, they knew they had come to the underworld seeking.
            It wasn´t a legend, or mere fantasies of hallucinated minds. And the bronze door finally wasn´t an entrance, but an exit... but the ancients had sealed with magical chains to avoid a primordial god, with unpronounceable name, return to reign on Earth.
            But they only knowed it while a monster, half man, half-reptile, wielding his curved knife, was opening their bellies and drew her womb, while he prayed in an unknowed language, almost inhuman, for this vengeful god who began to loom between the ominous shadows of the sanctuary.

Francisco J. Segovia©Todos los derechos

lunes, 11 de septiembre de 2017

Reseña en el periódico digital Irreverentes.org

Nueva reseña mía en el periódico digital Irreverentes, sobre  la novela La Taberna de Bloody Mary, de Gerard P. Cortés.

https://periodicoirreverentes.org/2017/09/11/fantasia-y-terror-sobre-el-asfalto-%c2%a8la-taberna-de-bloody-mary%c2%a8-de-gerard-p-cortes/

sábado, 9 de septiembre de 2017

Reseña: Travesía, de José A. García Santos, Premium Editorial, 2016




EL NIÑO QUE NOS SOBRECOGERÁ DE HORROR

Dentro de su colección Tánatos, Premium Editorial nos presenta la obra ganadora del IV Premio de Novela de Terror Ciudad de Utrera de 2016, Travesía, de José A. García Santos.

            A pocos aficionados y escritores es hoy día desconocido un premio de categoría nacional que sorprende agradablemente año tras año con las obras que lo han ganado con merecimiento. La novela de José A. García Santos es, sin género de dudas, digna ganadora de este premio.

            La historia no sigue los cánones establecidos al uso, ya que su protagonista es un niño, y su desarrollo se divide con claridad en dos partes, muy definidas y, también podemos decirlo, con estilos diferentes, adecuados para describir cada una de esas partes.

            Con un estilo moderno, directo y conciso, José A. García Santos desmiga el cerebro y las aspiraciones de un chaval que parece perdido en el mundo que le rodea. Sin saberlo, sin pretenderlo también, se encuentra ante una situación terrible que cambia su forma de ver el entorno. Es entonces cuando sale su verdadero ser, ese carácter reprimido por sus padres y el entorno familiar.

            Hay momentos de narración suave, con detalles de personajes, lugares y actividades, y fragmentos de una cruda realidad, en los que el autor no se corta a la hora de describir escenas escabrosas, brutales, sanguinolentas hasta sobrecoger al lector. Con una pluma que no tiembla, que no deja momentos vacíos ni lugar para el hastío o el aburrimiento.

            Hemos hablado de dos partes de la novela, muy definidas y que por mor de no desvelar la trama, debemos mencionarlas de pasada pero sin dejar de advertir que hay un sosiego tras el drama del principio, que no significa paz sino un solaz donde el protagonista verá crecer dentro de sí ese personaje que han definido los primeros capítulos de la novela.

            Travesía nos envuelve en un halo de horror del que difícilmente se sale hasta no dar por finalizada su lectura, y aún después, porque permanece en la memoria como un poso amargo, de un buen café que se ha tomado y perdura en el paladar. Un gran favor a la literatura de terror hace José A. García Santos con su novela. El único pero, si es que hay que ponérselo, es la cortedad de la obra. Pero ya se dice que lo bueno, si breve, dos veces bueno.

            La obra forma parte de la colección Tánatos,  y fue publicado en el año 2016 por Premium Editorial.

 
Francisco José Segovia Ramos
Septiembre de 2017

viernes, 8 de septiembre de 2017

Libro Calabazas en el Trastero, Criptozoología, VV.AA., Saco de Hueso Ediciones, 2017

Ya a la venta el libro Calabazas en el Trastero, Criptozoología, publicado por Saco de Hueso Ediciones, y que recoge relatos de varios autores, entre los que me encuentro.

Los participantes en esta antología son:  Lisardo Suárez, José Luis Alonso, Santiago Aparicio Lara, Anaïs Bahillo, Mikel Patón, Salomé Guadalupe Ingelmo, Juan Ángel Laguna Edroso, Víctor Villanueva Garrido, Marcos Fernández, Antonio Sancho Villar, Martín Salegui, Curro Esteves y Óscar Muñoz Caneiro.

Más información en:

lunes, 4 de septiembre de 2017

Relato en el periódico digital Irreverentes.org

Nuevo relato mío en el periódico digital Irreverentes.org:

https://periodicoirreverentes.org/2017/09/04/el-insecto/

viernes, 1 de septiembre de 2017

Reseña: Ghoul, de Juan Díaz Olmedo, Saco de Huesos Ediciones, 2017



EXQUISITOS DEVORADORES DE CADÁVERES

¿Necrófagos? ¿Antropófagos? ¿Cómo definir a los protagonistas –a la protagonista- de la inquietante novela de Juan Díaz Olmedo, Ghoul. Ni la una ni la otra, o quizá ambas definiciones, pero además, también la de paria de la noche. Así podemos ver a la protagonista principal, una ghoul (devoradora de carne humana), que huye de la sociedad humana y de la suya propia.

Juan Díaz Olmedo huye de lo sencillo y mundano en su última novela. En Ghoul, lejos de encontrarnos con lugares comunes, descubrimos una nueva forma de narrar una historia de terror, en su aspecto concreto, y de relaciones humanas, que es lo que en realidad quiere mostrar el autor a lo largo de esta tenebrosa historia.

Ghoul va de adelante atrás, con continuos retrocesos en el tiempo que nos explican por qué está la joven protagonista de la historia en la situación tan escabrosa en la que se encuentra. Perseguida, acosada por todos lados, sobrevivirá en las sombras, alimentándose de aquello que durante generaciones han hecho los de su especie, carne humana. No viva, sino muerta.

Aquí no hay zombies sin cerebro, ni asesinos múltiples cuya única motivación parezca ser la mutilación de adolescentes estúpidos, ni tampoco fantasmas de pelo oscuro y negro que cubra sus facciones. Ghoul retuerce la trama, busca nuevos argumentos dentro del manido mundo del terror, y sorprende al lector, con una maestría envidiable. Juan Díaz Olmedo se recrea en las descripciones de personajes y situaciones, sin caer en el gore más brutal, aunque sin renunciar a él cuando es necesario e imprescindible.

Nada resulta forzado en el argumento de Ghoul. La novela fluye como un río de aguas calmas a veces, de tormentosas cascadas, otras. Tiene puntos álgidos que llevan al lector al horror más primitivo, y otros en los que lo hace reflexionar. Porque, a fin de cuentas, la heroína/víctima de Ghoul no es sino un trasunto de los hombres y mujeres a los que la sociedad ha dado la espalda y que yacen en la cuneta de la vida.

Juan Díaz Olmedo, con Ghoul, logra elevar la literatura de terror a un peldaño más alto de lo que es habitual verla. Una obra digna de ser tenida en cuenta y que, de seguro, no es más que otro paso en la prometedora trayectoria de este escritor gaditano.

Ghoul ha sido editada por Saco de Huesos en el año 2017, dentro de su colección A sangre. Hay que reseñar la llamativa –e impresionante- portada, obra de Marifé Castejón.

Más información en:

Francisco José Segovia Ramos
Septiembre de 2017.